Artillería Romana

lunes, 3 de septiembre de 2007

Este fin de semana hemos podido ver un onagro romano en funcionamiento durante las jornadas de Guerras Cántabras en Corrales de Buelna, Cantabria.

El modelo está realizado por el grupo de Pretorianos de Corrales de Buelna y es plenamente funcional. Resulta espectacular verlo en directo y es especialmente llamativo el sonido que produce al disparar.
La verdad es que, cuando menos, sirve para entender un poco mejor como deberían actuar en el campo de batalla y, desde luego, no sería ser una experiencia demasiado agradable ver venir uno de esos proyectiles hacia tu unidad.



La calidad de la imagen no es la más deseable, porque lo grabé con mi cámara de fotos que en cuestiones de videos tiene sus limitaciones, pero creo que podréis ver todo el funcionamiento sin problemas.

Sabemos que los onagros romanos eran armas de asedio que utilizaban la tecnología de torsión y que, según los escritos de la época, eran capaces de lanzar rocas hasta 800 metros. No es el caso de este onagro en particular, pero es un excelente ejemplo gráfico.

Este tipo de artillería con tecnología de torsión comenzó siendo utilizada por los griegos, heredada por los romanos y, tras la Edad Oscura posterior a la caída del Imperio Romano, fue recuperada en la Edad Media hasta terminar derivando en el mangonel. Así que hay varios ejércitos de DBA en los que podemos ver este tipo de arma.
En la imágen podemos ver dos tipos de artillería helenística de la marca Xyston, en este caso torsión a la izquierda y tensión a la derecha.