Informe de batalla: Alejandro contra el Medo

jueves, 15 de mayo de 2008

Saludos. Retomamos aquí la serie de informes de batalla. Esta vez me enfrentaba con un nuevo ejército de mi colección, el I/40 c, los medos, que presentaba una interesante combinación de tropas: mucha Cv, una LH, un bloque potente de lanzas y n par de peanas de arqueros persas. Mi oponente era el todopoderoso alejandrino imperial de mi colega Filu, con artillería incluida.

Éste era el despliegue. Filu salió defensor. Intenté quedarme en el lado de la carretera (cosa que conseguí) para que Filu no pudiera redesplegar sus tropas de manera sencilla (su estrategia favorita). Una colina difícil y un bosque provocaban un estrechamiento del terreno en el centro. Una colina fácil quedó en el centro del área de despliegue de Filu.
Los alejandrinos dejaron la falange extendida en una fila en el centro. La artillería y los Ps protegía su flanco derecho, y los poderosos Compañeros (Kn) el izquierdo.
Yo coloqué mi caballería entera en el flanco izquierdo, frente a la artillería. Aunque era un enemigo formidable, consideré que podía conseguir suficiente superioridad para eliminarla, y luego seguir haciendo daño en ese flanco. Mis lanzas se quedaron en la izquierda, con el Ps detrás (así darían un +1 contra montados a las tres peanas de lanzas colocadas delante del Ps) y coloqué los arqueros en la carretera. Aquí cometí un error, porque no me acordaba de que mi mesa es de 65 cm., por lo la mitad de la mesa es más de 1200 pasos. Mi general quedó lejos de los arqueros. Aghh, ahora me costaría 2 pips moverlos. No obstante, los arqueros quedaron frente a los Kn enemigos, que era lo que yo quería. Así protegería a mis lanzas de los peligrosos Kn.

Comienza la batalla. Como yo era el atacante, yo moví primero. Formé una columna de caballería, encabezada por la LH (luego veréis por qué), y la lancé a toda velocidad por el extremo derecho del tablero, pasando por detrás de la colina escarpada. El general lo dejé por ahí en el centro. Como mi frente tenía como objetivo atacar los dos extremos de la línea de Filu, necesitaba al general centrado para controlar ambos flancos. Avancé ligeramente mi flanco derecho, adelantando los arqueros por si los Kn se lanzaban al ataque.
Filu, en respuesta, adelantó sus Ps para ocupar la colina escarpada y desplazó a dos peanas de piqueros a su flanco derecho para reforzar la zona. Por lo demás, avanzó el resto de su frente sin muchas ganas.

Inicio mi plan. Como las LH pueden moverse más de una vez mientras se mantengan a 4 cm. del enemigo, mi LH, que encabezaba la columna, se dio una carrerita de dos movimientos consecutivos hasta rodear a la artillería enemiga y colocarse a su retaguardia. Luego avancé el resto de la columna de Cv (los de la túnica roja, por si no los veis bien). Establecía así una pinza sobre el flanco derecho de Filu.
Él respondió muy bien, avanzando el Ps por la colina escarpada (los Ps no tienen penalización por moverse en terreno difícil), amenazando y zoqueando a las dos últimas peanas de la columna. Mientras, el resto de su línea siguió avanzando. En su fase de disparo, tragué saliva cuando su artillería disparó sobre la cabeza de la columna. Él tenía +4 contra montados y yo +3 contra infantería. Los dados salieron 3 y 4 respectivamente, con lo que hubo empate, así que no pasó nada. Ya no tendría otra oportunidad para disparar.

Aquí tenéis una foto de los ataques. Saqué una mala tirada de PIPs y no pudo ser todo lo letal que hubiera querido. Sólo pude cargar con una Cv a la artillería, mientras mi el resto de la columna se quedaba en mala posición respecto al Ps. Éste cargó a una de mis peanas de Cv, la última de la columna. La di por perdida, pero era aceptable, porque aun así tenía suficiente peanas en el flanco derecho de Filu para hacerle mucho daño. Veamos los factores. El Ps tenía +2 contra montados, con un +1 por estar más alto (la colina escarpada). Yo tenía +3 contra infantería, pero tenía un -2 por luchar contra infantería en terreno difícil. 3 a 1 a su favor. Un simple retroceso me sacaría del tablero y perdería la peana. No obstante, sí tuve suerte en los dados, y volvimos a empatar.
Filu desplegó los dos Pk de ese flanco, porque contra Cv, la fila trasera de piqueros no da +3 al combate. El resto del frente de Filu avanzó hacia mi general, al que tuve que dejar expuesto para controlar todos los frentes.

Cambian las tornas. Ahora mi Cv envuelve al Ps, y reorganizo la otra Cv y LH para formar un frente encarado con el flanco de las picas. En los combates, repasemos los factores: el Ps tiene +2 contra montados, +1 por estar más alto y -1 por tener un enemigo por el flanco. Yo tenía +3 contra infantería con -2 por combatir infantería en terreno difícil. 2 a 1 a su favor, pero ahora, uno de los dos iba a morir: si yo retrocedía, saldría del tablero. Si él retrocedía, moriría por la peana de Cv de su flanco. Los dados me sonrieron y gané por la mínima. 5 a 4 en total. Ya llevaba dos bajas.
Mientras, Filu avanzó hacia mi general, y la Lh de su extremo izquierdo se me acercó. Tenía la intención de chocar de frente con sus picas contra mi general y trabarme por el flanco contra la LH.

Mi respuesta llegó. Para anular la amenaza de la LH de Filu, avancé un frente de 3 lanzas con apoyo de Ps, zoqueando a la LH. Dejé atrás a una peana de Sp y los arqueros, ya que moverlos implicaba gastar muchos pips porque iban a chocarse con el bosque. Fue una decisión difícil, pero juzgué que con las tres lanzas podría ocuparme del asunto. Filu, bloqueado en su flanco izquierdo, decidió recolocar a sus Kn, y dirigirlos a su flanco derecho, formando una columna y pasando por detrás de sus picas. Esto significaba que tenía que eliminar a las dos peanas de piqueros antes de que llegaran esos Kn, o estaría en serio peligro. Las picas no pueden matar a las Cv ni doblándolas, pero los Kn sí.

Y a eso me dediqué. Filu estaba bloqueado en su flanco izquierdo, con lo que todos nuestros pips se dirigían a su flanco derecho. Rodeé a los piqueros y comencé el ataque. Me equivoqué con la LH porque cargué por la retaguardia a los piqueros antes de tocarles por el flanco con la Cv. Las reglas dicen que si el frente del enemigo queda libre, se gira HACIA EL PRIMERO QUE LE TOQUE. Debería haber movido primero la Cv, pero me despisté. Vamos a los combates.
Como la LH estaba ahora frente con frente a los piqueros, se contaban los factores de la LH, no los de la Cv del flanco.
Mi LH tenía +2 contra infantería. Los piqueros tenían +4 contra montados con -1 por mi Cv en su flanco. 2 contra 3. Los dados fueron 2 y 5 respectivamente. En total, 4 yo contra 8 él. Me dobló, y la LH salió huyendo hacia la colina que tenía Filu en su zona de despliegue, y la Cv que contactaba el flanco de las picas, como dice el manual, retrocedieron.
La otra peana de piqueros luchaba contra otra Cv y estaba solapado.
La Cv tenía +3 contra infantería. Las picas tenían +4 contra montados -1 por solape. 3 a 3. Los dados fueron 2 a 3. En total, 5 a 6, me ganó al simple y mi Cv retrocedió.
Para colmo, no tuve pips suficientes para cargar a la LH por el flanco con mis lanzas, y fue una pena, porque hubiera dado la espalda a las picas y al retroceder o huir hubiera chocado con ellas. Lástima.


El azar había hecho que mi LH, la que huía de las picas, terminara en la colina suave, junto a la solitaria peana de Ax de Filu. Yo estaba más arriba, así que cargué. Yo tenía +2 contra infantería+1 por altura, y el +2 contra montados. Los dados fueron 4 y 6, respectivamente, lo que en total daba 7 a 8, una victoria al simple para los auxilias, que hicieron retroceder a mi LH.
A pesar de la presión que le metía en su flanco derecho, Filu reorganizó a sus valientes piqueros, y acercó más a sus Kn a esa zona. Luego, la LH que tenía atrapada frente a mis lanzas retrocedió hasta salir de mi zona de control, y se pegó una carrerita para ayudar al Aux de la colina. Todo esto significaba que mi tiempo de ser agresivo en el flanco derecho de Filu se agotaba, así que me concentré en gastar los pips justos allí para mantener una formación de Cv que me diera solapes frente a las picas y que aguantaran algunos turnos. Probablemente iba a perder alguna, pero yo tenía ventaja en cuanto a peanas destruidas, y como dice mi colega Bruce: “Alguien tiene que pagar el pato”. Mientras, el peso del ataque lo desplacé al flanco izquierdo de Filu. Como él había quitado a sus Kn y su LH de ahí, ese flanco estaba en desventaja. Mis lanzas estaban mejor colocadas que sus picas, de modo que entré a saco.


Filu rodeó a mi LH de la colina con su LH, y cargó de frente con sus Ax. Ahora yo estaba en desventaja. Yo tenía +2 contra infantería -1 por flanqueo. Él tenía +2 contra montados+1 por estar más alto (al retroceder yo, él ocupó la posición más elevada). Los dados confirmaron esto, y una victoria al simple de Filu me hizo perder mi primera peana. Mientras, sus Kn fueron llegando al flanco derecho. Yo mientras, luchaba contra sus picas sin hacernos pupa (más empates y victorias al simple).
En el centro, Filu tenía que reorganizar a sus picas, pues en una fila sólo tienen +3 contra infantería, mientras que las lanzas tenían +4. El problema era que estaba gastando muchos pips en su flanco derecho y moviendo sus Kn hacia allí, de modo que sólo pudo formar en dos filas en su extremo izquierdo. Yo, en respuesta, lancé a mis Ps a través de las lanzas (recordad que los Ps pueden atravesar peanas amigas), buscando su flanco, y zoqueando a las picas que estaban en dos filas. Mi intención era comerme a los dos piqueros que me faltaban para ganar. Incluso, mi general estaba por allí cerca para dar el apoyo en el último momento…

Con los nervios, se me olvidó echar la foto, pero en ésta última se ve que falta un piquero. Describiré lo que hice: el Ps contactó con la peana trasera de picas, por lo que tuvo que encararse hacia mí. Mientras, mis lanzas atacaron a la pica delantera, y conseguí solaparla con otra lanza por mi derecha. En los combates, decidí que ése sería el primero: Mi Sp tenía +4-1 por el solape que picas que tenía a mi izquierda. Su pica tenía +3 contra infantería-1 por solape. 3 a 2. En los dados, sacamos 2 y 1. En total, 5 a 3. Victoria al simple. La pica retrocedió pero tenía a su fila trasera encarada hacia mi Ps, de modo que no pudo empujarla y murió allí atrapada. Ya sólo tenía que matar a una peana más. En el otro combate, las picas ganaron al simple al Ps, que retrocedió.
Lamentablemente, en el flanco derecho de Filu sufrí un revés brutal, y en un aciago turno perdí dos peanas de Cv. Ahora estábamos empatados a bajas, ¡y la tensión aumentó espectacularmente! Y para colmo, la LH de Filu que estaba en la colina, se volvió y se pegó otra carrerita hasta casi zoquear a mi Ps. Se acercaba el momento final…

En una última oportunidad, lancé al Ps de nuevo contra las picas, y metí mis lanzas en su flanco. El Ps tenía +2 contra infantería, y Filu +3 contra infantería-1 por flanqueo. En total +2 a +2. Si yo ganaba al simple, las picas retrocederían y morirían al estar flanqueadas. Lancé los dados y… perdí. Los Ps y la Sp retrocedieron. Entonces llegó el turno de Filu. Con su LH atacó el flanco de los Ps y las picas se pasearon delante de mis impotentes lanzas y atacaron el frente del Ps. Ahora yo tenía +2 contra infantería-1 por flanqueo, y él +3 contra infantería. +1 a +3. Sacamos igual resultado en los dados, derrotándome al simple y por lo tanto, ganando la partida.
Fue una apasionante y dura partida, que nos dejó agotados, pero lo pasamos en grande.